Advertisement


miércoles, 15 de noviembre de 2017

Otro ERE para Johnson&Johnson España.

Johnson & Johnson, una empresa estadounidense, con sede en Nueva Jersey, fabricante de dispositivos médicos, productos farmacéuticos, productos de cuidado personal, perfumes y productos para bebés planea aplicar un ERE en su división de consumo y medical durante el año 2018.

Este ERE afectará la mitad de la plantilla de esta división, repartida por todos los centros laborales de la empresa en España.

El ERE, que se llevará a cabo alegando la mejora de la eficiencia, afectará a una plantilla joven, cuya edad apenas llega a los 50 años, ya que debido a EREs y prejubilaciones anteriores, los trabajadores mayores de 50 años, apenas tienen presencia entre la masa productiva de la empresa (es decir, de los trabajadores, no de los directivos).

En años anteriores, la empresa ya prescindió de trabajadores (500 en 2009). Durante 2016, casi 200 empleado se vieron afectados por otro.



Mientras aplica este ERE, la empresa sigue llamando a sus trabajadores a la motivación y al compromiso. Sin embargo, no deja de sustituir trabajadores propios por externos contratados en inferioridad de condiciones, tanto en términos salariales como de beneficios sociales, mediante ETTs.

Esto, como ya sabe todo el mundo, poca motivación y compromiso pueden provocar cuando se trabaja como externo en una empresa, por mucha profesionalidad que uno tenga.

Al final, todo esto redunda en una pérdida de calidad de los servicios, que los clientes ya han empezado a notar.

Eso si, el beneficio neto de la empresa, a nivel mundial se incrementó un 7,3% hasta los 16.540 millones de dólares. De los cuales, según una sentencia de un tribunal estadounidense, habrá de descontar 72 millones como multa compensatoria a una familia, después que uno de sus miembros falleciera de cancer de ovario después de usar polvo de talco para bebés durante años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario