Advertisement


viernes, 29 de diciembre de 2017

KSS-Kayaba planea despedir a 100 trabajadores

La fábrica de Kayaba Stering Spain (KSS), propiedad del grupo japonés Kayaba, dedicado a la fabricación de sistemas hidráulicos de amortiguación y bombas hidráulicas para direcciones asistidas y localizada en Orkoien, Navarra, se verá afectada este próximo mes de enero por un ERE extintivo que provocará el despido de 100 de sus 228 empleados.

Kayaba posee 34 fábricas y 62 oficinas distribuidas en 21 paises.

La empresa ya había intentado aplicar un ERE anteriormente este año, pero chocó de pleno con el comité de empresa, que exigió la presentación de un plan industrial para la fábrica. Por ello, la dirección reculó, presentando un ERE suspensivo, no extintivo que actualmente se encuentra en aplicación y durará hasta finales del mes de febrero de 2018.



Así las cosas, y sin que la empresa haya mostrado nada del supuesto plan industrial, se pretende aplicar este nuevo ERE extintivo.

El comité ha presentado un documento, exigiendo la apertura de un plan de bajas incentivadas, con unas condiciones económicas favorables para los trabajadores, así como la solicitud del plan industrial, pero no han tenido respuesta por parte de la empresa.
Ante esto, ya se han convocado movilizaciones que tendrán lugar durante los primeros días de enero.

La aplicación de expedientes de regulación de empleo en KSS viene de hace tiempo. Ya en 2012 la empresa fue autorizada por el Gobierno de Navarra a despedir a 38 empleados, menos de los pedidos inicialmente por la empresa.

jueves, 21 de diciembre de 2017

Sadim ingeniería 15 meses con reducción de jornada y 50% menos de sueldo.

Una de las tendencias empresariales durante los últimos años ha sido la de diversificar el negocio, normálmente creando filiales que prestaran servicio a la empresa matriz además de hacerlo para otros clientes.

Esto es lo que hizo la empresa minera Hunosa (que forma parte de la SEPI) en 1999 creando Sadim Ingeniería.

Ahora, años después, pretende aplicar a los 46 trabajadores de la empresa un ERTE de 15 meses, una rebaja del 50% de los salarios y la eliminación de todos los complementos salariales que se encuentren fuera del mínimo del convenio.





Por supuesto, estas condiciones no serían de aplicación a los cargos directivos de la empresa. Curiosamente entre las personas que forman de la directiva de la empresa, se encuentran algunas muy bien relacionadas con el Partido Popular.
Este ERTE sería de aplicación a partir del día 1 de enero del 2018 y según los sindicatos, abocan a la empresa al cierre definitivo, ya que ni siquiera se ha presentado un plan de viabilidad.
Desde aquí queremos mandar un mensaje de ánimo a la plantilla, y a los consejeros.. bueno, pues que los Reyes Magos les traigan mucho carbón, y nunca mejor dicho.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Punt-Avui, ERE para ochenta trabajadores por no cobrar más subvenciones.



El periódico Punt-Avui, ha presentado un ERE para ochenta trabajadores. El comité de empresa ha convocado huelga hasta el 22 de diciembre. El ERE es  un efecto colateral de la aplicación del artículo 155. No se pagan  las subvenciones acordadas por el gobierno cesado de Puigdemont  ni las campañas institucionales de propaganda. 

La empresa que dispone de un diario deportivo y una televisión para la que trabaja la esposa de Puigdemont, Marcela Topor, ha sido una de las grandes beneficiarias del proceso separatista, con subvenciones directas de un millón de euros al año e ingresos por publicidad institucional superiores a los dos millones.


la dirección del diario plantea un duro recorte de plantilla ya que la única fórmula de negocio que  ha tenido la empresa era las ayudas y campañas publicitarias de la Generalitat.  Poco han tardado en realizar los despidos. Pasado el tiempo del dinero fácil y la sopa boba como siempre los únicos que lo pagaran son los trabajadores.

Grupo Zeta, ERE y cierre de Interviú y Tiempo.



Grupo Zeta presenta un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a todo el grupo. Ya hay  35 despidos en el diario deportivo Sport , el 42% de una plantilla de 84 trabajadores, habría que sumar otras decenas de salidas en cabeceras en publicaciones como El Periódico o las cabeceras regionales y revistas que edita.


Los problemas de solvencia condenan también a Interviú y Tiempo. Tras estudiar distintas opciones, como su venta o mantenimiento, la compañía quiere liquidar la primera pese a mantener la  marca que seguirá siendo utilizado por de periodistas del grupo de investigación.

la revista Tiempo  dejará la edición en papel y solo se mantendrá la versión digital despidiendo a parte del equipo. 

Con estos cierres y despidos los directivos solo piensan en una posible venta pese a los  40 millones que obtuvo de la venta de Ediciones B el pasado abril.

viernes, 1 de diciembre de 2017

ERTE de 6 meses en la Hullera Vasco Leonesa.

La empresa minera Hullera Vasco Leonesa (HVL) ha presentado en el juzgado de León un ERTE que afectaría a la totalidad de sus empleados.

Se abre ahora el momento de negociación con los sindicatos de este ERTE, que la empresa achaca a causas de naturaleza económicas, organizativas y productivas y que implica la suspensión de los contratos de los empleados por al menos 6 meses.



Los empleados afectados serían 74, que forman el total de la empresa, aunque es posible que tenga caracter rotativo, es decir, que se mantengan algunos puestos en activo para realizar tareas básicas de mantenimiento y supervisión de instalaciones.

El administrador concursal de la empresa aprovecharía para realizar cambios en la plantilla de forma que esta se ajuste a la situación de la empresa, que presente problemas de tesorería y liquidez debido a la situación de la industria energética española.

Las tendencias energéticas se orientan durante los últimos tiempos al abandono de combustibles fósiles, como el carbón, el principal negocio de HVL.

La situación de la empresa y sus problemas de tesorería vienen de largo. Ya en 2010 informábamos de los intentos del comite de empresa por paralizar un ERE que afectaba a 471 trabajadores. En aquella ocasión, los sindicatos ofercieron a la empresa la posibilidad de cobrar solo la mitad del importe de los salarios, con una recuperación de la otra mitad cuando mejorase la situación, ofeta que fue rechazada por la empresa.